(JongBer) My brother -Twoshot- 1/2


Titulo: My brother

Pareja: JongBer (Jonghyun + Amber)

Autor: Dayana Garrido

Tipo: Hetero

Genero: H/C, WAFF, Lime

Clasificación: M

Advertencia: Lime, escenas macabras.

Descripción: La vida de estos dos hermanos cambiara dramáticamente cuando su madre fallece en un accidente automovilístico. A partir de ahora Jonghyun y Amber tendrán que cuidarse solos, el uno al otro, pero al pasar el tiempo, ese amor,afecto y cariño se vuelve mucho mas profundo.

Nota: Dayana Garrido ha querido volver a publicar en nuestro blog, en esta ocasión, ella ha escrito una historia entre Amber y Jonghyun y ha creado su propia portada. ¡Espero que os guste y la apoyéis comentado! ^^

•*´¨`*•.¸¸.•*´¨`*•.¸¸.•*´¨`*•.¸¸.•*´¨`*•.¸¸.•




Desde pequeños siempre he tenido una buena infancia junto con mi hermano, mi padre y mi madre. Gracias a Dios nunca nos faltó nada, hasta el día en que mi madre tuvo que partir para jamás regresar. Sí, mi madre había fallecido, en un trágico accidente automovilístico. Desde ese día mi padre, comenzó a cambiar totalmente, tanto en su forma física como sicológica, ya no sonreía, se la pasaba la mayoría del tiempo en bares bebiendo con sus amigos y cuando llegaba a casa ni siquiera era capaz de decirnos: “Hola”.

Lentamente todo mi entorno familiar fue desasiéndose, mi padre comenzaba a ser más frío y antisocial, mi hermano Jonghyun se volvió más depresivo y melancólico a tal punto de que cuando teníamos 15 años, lo encontré en su habitación con un cuchillo y su antebrazo lleno de cortadas. En ese momento lo primero que hice fue quitarle el cuchillo y todos los objetos con filo, al principio él me dijo que no se lo dijera a papa, yo acepté siempre y cuando no se volviera a hacer ni una cortada más. Pero dos semanas después, de nuevo lo encontré cortándose, y esta vez los cortes eran más profundos y no solo estaban en sus antebrazos sino que también en sus piernas y muñecas, esta vez sí le dije a papá. Claro al principio Jonghyun se enojó conmigo y no quería verme ni en pintura, pero mi padre lo único que le dijo fue: “iras donde un psicólogo”. Jamás volvió a tocar el tema y jamás le preguntó a mi hermano el por qué se hacia esas cosas o como se sentía, mi padre cada día se despreocupaba más de nosotros, le daba lo mismo que quemáramos la casa o si matábamos a algún niño.



***



Eran como las 2:30 de la mañana y escuche unos ruidos que provenían de abajo, prendí las luces, me puse mis calcetitas y abrí la puerta, al salir de mi habitación me encontré con Jonghyun, que también estaba fuera de su habitación, entonces yo le pregunté:

-¿Escuchaste eso? – él me dijo que hablara más despacio.

-Si Amber, al parecer hay un ladrón en nuestra casa – me dijo en un susurro.

Comenzamos a bajar lentamente las escaleras, revisamos el baño, la cocina, el living pero no encontramos a nadie, solo nos quedaba revisar el sótano de nuestra casa. Al abrir la puerta, sentimos que alguien hablaba muy despacio, bajamos las escaleras y nos encontramos con algo realmente impactante y aterrador: nuestro padre estaba parado sosteniendo un enorme cuchillo en sus manos, junto a él había una chica no más de unos 13 años de edad. Aquella chica estaba atada con cadenas y con su cuerpo totalmente abierto, desde su estómago hasta su pecho, tenía todos sus órganos sacados de este. Logramos salir del shock en el que estábamos porque papa nos dijo:

-Amber y Jonghyun vengan para acá, hijos – yo estaba a punto de bajar, pero Jong, me tomó del brazo y puso una expresión diciéndome: “¿en serio bajarás?”, yo asentí, le tome la mano, traté de aguantar las lágrimas, y bajamos juntos.

-¿Dinos papa? – le preguntó Jonghyun, tratando de hacer una voz firme y normal.

-Hijos, podrían ayudarme a cortar a esta chica, y poner sus brazos y piernas en esa caja – dijo nuestro padre como si fuera lo más normal del mundo estar cortando a una chica.

-Claro padre – dijo Jonghyun de lo más normal. Yo no entendí como podía actuar así, en un momento como este – Amber ven a ayudarme con esto.

-Está bien – dije en un susurro, camine hacia unas cajas que estaban al rincón de la pieza, me acerque a Jonghyun y le dije muy bajito: – ¿Por qué estas actuando así? ¿No ves en la situación en la que estamos?

-Lo sé, pero tengo una idea, si, solo sígueme la corriente- me susurró en mi oído.

Mientras nuestro padre seguía cortando a la chica, Jonghyun le pasó unas tijeras, para sacarle los ojos, papa le acarició la cabeza y le dijo:

-Muy bien Jonghyun eres un chico bueno, Amber, ¿quieres hacer los honores?

-Em…. Yo – miré a Jonghyun, el asintió con la cabeza- claro que quiero papa, sería un honor.

-Oh mi hija, tan fuerte que es, saldrás igual a tu padre – me dijo papa acariciándome la espalda.

-Sí, papá – mi hermano, me pasó las tijeras.

Estaba a punto de enterrarle las tijeras a esa chica, cuando vi que Jonghyun sacaba un palo de hierro detrás de su espalda, y golpeo a papá tan fuerte que lo dejó botado en el suelo, comenzó a salir mucha sangre de su cabeza. Me asusté. Jonghyun me tomó del brazo y corrió hasta el teléfono de la cocina, marcó rápidamente los números de emergencia. Cuando contestaron Jonghyun les dijo:

-Hola, quiero reportar un asesinato – mientras mi hermano le daba la dirección de nuestra casa, vi a papá subir las escaleras del sótano. Entré en pánico, tomé un florero y se lo avente a su cabeza. Papá casi se caía pero se apoyó en la pared y comenzó a correr hasta donde estaba yo.

Reaccioné rápido, tomé uno de los adornos de la casa, una pequeña estatua para ser más exactos, y se la tiré con todas mis fuerzas a papá. Por fortuna la estatua se quebró en su frente, pero eso no fue suficiente. Papa cayó al suelo, pero aún seguía consiente, Jonghyun me tomó de la mano y me guio hasta el segundo piso. Entramos en su habitación y cerró la puerta con seguro.

-Jonghyun, ¿qué es lo que acaba de pasar? ¿Por qué papá asesinó a esa chica? ¿Por qué se está comportando así?

-Escucha Amber, te lo explicaré todo sí, pero este no es el momento, tenemos que estar atentos en caso de que llegue la poli -Jonghyun fue interrumpido por los golpes que hacia papá fuera de la habitación.

-Jonghyun ábreme la puerta ahora, ¡¡JONGHYUN!! -papá estaba pateando la puerta. Jonghyun rápidamente tomó un mueble y trató de ponerlo detrás de la puerta, al ver que necesitaba ayuda, fui con él y empujamos juntos. Los golpes pararon y escuche a papá decir:

-Amber hija, ábreme la puerta por favor, no le hagas caso a tu hermano, y ven con papi, te prometo no matar a más personas -me partía el corazón ver a papá así, porque aun lo quería.

-Lo si-siento papá – dije con voz temblorosa.

-¡¡Amber, ábreme la maldita puerta!! no te estoy preguntando, soy tu padre y debes obedecerme.

-¡¡¡NOOOO!!! – le grité totalmente enfurecida, Jonghyun se me quedo mirando porque sinceramente, no era de esas personas que se la pasaban gritando o peleando.

En ese momento sentimos que la puerta fue derribada, debía ser la policía. Me sentí aliviada, de saber que ya habían llegado. Escuchamos que tocaban la puerta de la habitación.

-¿Hay alguien ahí? necesitamos que salgan por favor – dijo una voz femenina, de seguro alguna policía.

-Sí, em… abriremos ahora – dijo Jonghyun pero antes, me dijo que si me preguntaban algo, porque de seguro lo harían, debía responder con la verdad, yo me quede en silencio y agache mi cabeza. Jong me abrazó y me dijo que solo respondiendo con la verdad, las cosas se solucionarían.

Mi hermano abrió la puerta, y dejó pasar a los policías, mientras él contestaba un montón de preguntas, yo salí de la habitación, y caminé hasta el patio, en eso un montón de policías estaban dentro y fuera de nuestra casa. Vi a mi padre junto con un policía que le colocaba las esposas, y lo metía dentro de uno de los tantos autos de policía.

-No quiero que se lleven a papá – dije al policía, que estaba con él.

-Lo sentimos, pequeña pero tu padre no ha hecho cosas buenas, y tendrá que ser castigado- me respondió el policía.

-Amber ¿Qué sucede? – me preguntó Jonghyun.

-Jonghyun quiero que papá este con nosotros – le dije con un tono de tristeza.

-Oh Amber espérame adentro ¿ok? – me dijo mi hermano, yo solo le obedecí no sin antes ver a papá por la ventana de ese auto. A los treinta minutos después volvió Jong, y los policías se estaban marchando en sus autos.

-Escucha Amber… sé que esto no será fácil escucharlo pero…. Papá desde ahora en adelante estará en la cárcel, y bueno, nosotros nos iremos de casa, y nos quedaremos en un lugar mejor…

-¿Qué? No quiero irme de casa y mucho menos quiero que papá esté en la cárcel, y ¿dónde nos quedaremos? ¿A dónde iremos?

-Ya faltan unas horas para que amanezcan, por lo tanto en un par de horas más tendremos que ir a un tribunal, y llevaran a papá, ahí se decidirá que se hará, y por cuanto tiempo lo tendrán en la cárcel pudriéndose.

-Jong… no digas eso papá, simplemente está pasando por momentos malos y trágicos, ya sabes con todo lo que ha pasado.

-Bueno como sea… Amber trata de descansar, en unas horas te despierto ¿ok? Ahora ve a tu cuarto.

-Jong, ¿puedo dormir contigo? – le pregunté tímidamente, ya que hace unas seis horas atrás él no me hablaba ni tampoco me miraba, simplemente me ignoraba.

-Está bien, puedes dormir conmigo, pero apúrate –dijo finalmente, me apresure a subir y acostarme en su cama, que por cierto era muy cómoda y cálida, cerré mis ojitos y traté de dormir.



***



Sonó la alarma del despertador, yo estaba abrazada a Jonghyun y viceversa. Estúpida alarma quería seguir durmiendo, había tenido un sueño tan agradable y lindo. Estaba en el campo junto con mi madre y mi padre, era como un paraíso. Me levante, me vestí, y me fui junto con Jonghyun al tribunal.



***



Al finalizar del tribunal, yo estaba a punto de llorar, no podía creer todo lo que había escuchado, no podía creer todo lo que había visto y tampoco podía creer que desde ahora en adelante todo cambiaría. En primer lugar papá, estaría en la cárcel por más de veinte años, no por matar a una persona, sino por matar a más de 3 personas.

Luego mi hermano y yo no podremos vivir más en nuestra casa, nos mandaron a un hogar de niños u orfanato, al principio querían darnos en adopción y que ambos nos fuéramos, pero con distintas familias, Jonghyun se negó inmediatamente diciendo que no estaba segura sin él y que podía pasarme cualquier cosa.



***



Al llegar al orfanato, que sinceramente no era de muy buena calidad, paredes rayadas, baños sucios o al menos en su mayoría, niños y niñas que no eran del todo sanos/as y las cocineras tanto como los encargados eran un montón de viejas y viejos amargados, que al parecer lo único que hacían era regañar a todos los niños por la más mínima conducta “inapropiada”. No me gustaba ese lugar, quería estar en casa, con papá, disfrutando de la comodidad mi hogar. Dios, ¿por qué me haces esto?, ¿por qué me toca vivir todo esto? , me pregunte a mí misma.

Iba caminado a mi habitación, para dejar mis cosas y descansar porque ya se estaba oscureciendo. Ese maldito tribunal había durado prácticamente un día completo, pero antes decidí ir habitación de mi hermano que estaba en el último piso. En el primer piso se encontraba la biblioteca, el comedor, y una sala de estar, luego en el segundo piso se encontraba las habitaciones de chicas y los baños y finalmente en el tercer piso se encontraba las habitaciones de chicos y sus baños.

Caminé por el largo pasillo hasta unas puertas que decían “edad 15 años”, al menos no sería difícil encontrarlo. Toqué la primera puerta, y me abrió un chico, con ojos grandes y saltones, pregunte por Kim Jonghyun y él lo llamo. Mi hermano salió de la habitación y me dijo que fuéramos a la biblioteca, yo lo seguí. Al llegar allí, estaba solamente la encargada, Jonghyun se dirigió a la última mesa, yo le seguí. Nos sentamos y me dijo:

-Amber… yo sé que- lo interrumpí diciéndole:

-Jonghyun antes de que me digas algo tengo que preguntarte, ¿Por qué nunca me dijiste que papa, había matado a más de una persona? -Jonghyun me hizo: Shhh!! Al ver que la encargada nos miraba, de reojo.

-Tienes que ser más cuidadosa, al hablar de estos tema, mira…. Recuerdas esa vez cuando, tú… me encontraste en mi habitación… ¿cortándome? – me dijo en un susurro.

-Sí, lo recuerdo pero eso ¿qué tiene que ver?

-Veras, la noche anterior de ese día, yo baje las escaleras, para dirigirme al baño, eran como las 3:00 am, al salir del baño escuche unos ruidos que provenían del patio trasero, camine silenciosamente hasta esos ruidos y lo que vi me dio escalofríos. Papá tenía un niño descuartizado completamente, al verme entró en pánico y me tomó del brazo. Me jalo hasta la cocina y me amenazó diciéndome que si yo te decía algo a ti o a cualquier persona, la siguiente en ser descuartizadas serias tú. Yo obviamente acepté, por el solo hecho de que papá podía dañarte, y luego me dijo que me fuera a dormir, y es por eso que esa tarde me estaba cortando, solo para desahogarme de todo lo que había pasado esa noche.

-¿Papá te dijo todo eso? Pe- pero debiste decírmelo, es por eso entonces que él jamás te pregunto por qué te hacías esas cosas.

-Créeme quería decírtelo incluso a gritos, cada vez que pasabas al lado mío me daban ganas de abrazarte y de decirte todo lo que papá hacía, pero me aguantaba, porque él me vigilaba cada rato, y estaba al tanto de todo lo que yo hacía.

-Jonghyun – tomé sus manos y comencé a acariciarlas, mis ojos estaban llenándose de lágrimas.

-Y bueno la segunda vez que me encontraste cortándome fue por lo mismo, porque la noche anterior papá había atrapado a una nueva víctima, esta vez en su sótano. Era una chica que estaba viva, y había comenzado a cortarle sus brazos y su boca, eso es algo de lo que jamás olvidare, los gritos de esa chica junto con su agonía y desesperación. Créeme papá fue capaz de matar a más de 3 personas, por lo que ahora estamos más seguros aquí, sabiendo que él se pudrirá tras las rejas. Sé que no será fácil acostumbrarse, pero tenemos que intentarlo, a pesar de que la vida aquí no sea de color rosa, además solo tenemos que ser optimista y tratar de seguir con nuestras vidas.

-Si Jonghyun tienes razón- dije con lágrimas en los ojos, él también estaba a punto de llorar, así que nos abrazamos y después nos fuimos a nuestras respectivas habitaciones, para descansar de todo lo que había ocurrido. Tal vez estar acá no sea tan malo, podré seguir estudiando, y puede que consiga alguna amiga, como sea espero poder acostumbrarme rápido en este lugar.



***



Había amanecido, bajé al primer piso para ir al comedor, y al entrar habían muchos niños y niñas, de distintas edades, yo creo que el más pequeños de los niños debía tener como unos doce años de edad y los más grandes tendrán unos diecisiete. Traté de buscar a Jonghyun con la mirada y lo encontré a unas tres mesas más allá, al parecer estaba con un amigo, me acerque para decirle que me sentaría con él. Al llegar vi al mismo chico de ojos grandes y saltones que me abrió la puerta cuando fui a buscar a Jonghyun.

-Amber, que bueno que llegaste, te quiero presentar a un amigo – dijo Jong colocando su brazo en el hombro de su amigo- él se llama Minho y tiene 15 años.

-Hola Minho – le dije con una sonrisa.

-Hola Amber – me dijo Minho. Mientras pasaban las horas me di cuenta de que Jong tenía razón, en este orfanato no había gente tan mala después de todo, Minho era un chico, alegre, amable, carismático y simpático.

Luego de nuestra larga conversación para conocernos mejor, descubrí que Minho igual tuvo una infancia difícil, sus padres se la pasaban peleando y gritándose el uno al otro a tal punto de que su madre asesino a su padre, simulándolo en un trágico accidente y que después su madre no pudo soportar la culpa y humillación que les hacían sentir las demás personas, y se suicidó.

Me despedí de Minho y le dije a Jonghyun que iría a mi habitación, este asintió con la cabeza y siguió conversando con su amigo. Al llegar a mi habitación vi a una chica sollozando, sentada dándome la espalda, decidí acercarme a ella y preguntarle el por qué lloraba. Ella me miro, y al verla quede sorprendida, esa chica era hermosa, parecía una muñequita: piel muy blanca, ojos pequeños pero brillosos, labios carnosos y vestía unos pantalones azules, con un chaleco blanco, y tenía carita de bebe, eso me causo ternura.

-Yo…. Extraño a mis abuelos – me dijo con lágrimas en sus ojos.

-Y ellos ¿dónde están? – le pregunte sentándome a su lado.

-Mis abuelos están en casa, pero aun así los extraño, me llamaron recién deseándome un buen día.

– ¿Y por qué no estás con ellos? – le pregunté acariciando su espalda.

-Bueno,… es porque mi abuela, no tiene suficiente dinero para mantenerme y decidió mandarme a este orfanato, sé que sus intenciones son buena, pero aun así el extraño mucho, me siento sola aquí, ni siquiera tengo un amigo.

-Pues entonces, ¡¡¡yo seré tu amiga!!! – le dije dando un saltito en la cama.

-¡¿En serio?! – vi que su expresión triste cambiaba por una de completa felicidad.

-¡Claro que sí! – le dije tomándola del brazo y llevándola al patio.

-Y bien dime, ¿cuál es tu nombre? – le pregunté sentándome bajo un árbol.

-¡¡¡Oh mi nombre!!! lamento no presentarme, me llamo Sulli, Choi Sulli, tengo 13 años y tú? – me pregunto Sulli, sentándose a mi lado.

-Mi nombre es Amber tengo 15 años, y tengo un hermano de la misma edad, pero él es mayor por segundos – le respondí con una sonrisa.

-¿Tienes un hermano? , que genial debe ser tener uno, me gustaría tener un hermano – dijo Sulli con un poco de tristeza.

-Sí, es genial, aunque pelemos algunas veces, él siempre se preocupa de mí, y trata de que no me pase nada – en ese momento le rugió el estómago a Sulli – ¿comiste algo?

-No he tomado desayuno.

-Entonces yo te acompaño, tienes que comer algo o si no te sentirás muy débil.

-Bueno.

Nos dirigimos al comedor, y ahí estaban Minho y Jonghyun, aún estaban conversando. Joder no se cansaban de tanto hablar. Le dije a Sulli que la esperaría en la mesa en la que estaban los chicos y ella asintió, cuando llegue les dije:

-Chicos quiero presentarles a alguien, se llama Sulli, tiene 13 años, y tiene carita de bebé.

-¿En serio? Qué bueno que te hayas hecho una amiga Amber, te dije que nos acostumbraríamos a este lugar – me dijo Jonghyun acariciándome la cabeza, en ese momento llego Sulli con su desayuno.

-Ho-Hola, chicos. – dijo tímidamente Sulli mientras se sentaba a mi lado.

-Hola Sulli – respondieron Jonghyun y Minho – wow enserio tenías razón Amber, Sulli se parece a un bebé. – dijo Minho.

-Em…. ¿gracias? – dijo Sulli con una sonrisa, y así fue como se pasó la tarde, hablando los cuatro de puras estupideces que nos hacían reír, y conociendo un poco más nuestras vidas. No sé porque sentía que Minho le atraía Sulli, ambos serian una linda pareja, y parecía que a Sulli le agradaba Minho, pero bueno a quien no le agradaría ese chico, si es tan carismático.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Tus comentarios son importantes para que el blog siga creciendo!