(TaeBer) Estación de tren -Oneshot-


Titulo: Estación de tren

Pareja: TaeBer (Taemin + Amber)

Tipo: Hetero

Genero: PWP, Lemon

Clasificación: NC-17

Descripción: A la vuelta de un duro día, en el que Taemin se había ofrecido acompañar a Amber, se encuentran con el problema de que no pueden volver a casa por culpa del tiempo ¿ahora se aburrirán esperando que pare?

Advertencias: Algo de lemon.

Nota: ¡Hola a todos! Bueno, aquí os dejo de nuevo un oneshot de Taemin y Amber, un pedido por parte de Sofia. Espero que os guste y me comentéis, que me ha costado mucho escribirlo.(?) ¡Besos, nos leemos!

•*´¨`*•.¸¸.•*´¨`*•.¸¸.•*´¨`*•.¸¸.•*´¨`*•.¸¸.•




Estaba venga a dar cabezadas. El movimiento del tren la relajaba y le provocaba sueño. La cabeza se le caía hacia un lado, justo para apoyarse en el hombro de su acompañante Por suerte a este no le molestaba que lo hiciera.

La mano de Taemin estaba posada sobre su pierna mientras la descansaba descansar. Se estaba portando muy bien con ella. Después de haber pasado juntos un día bastante ajetreado. Se había ofrecido voluntario para acompañarla a todos los recados que tenía por hacer, y eso se lo agradecía mucho. Y más ahora que estaba tan cansada, que se estaba quedando dormida y él no la molestaba.

Unos ligeros toques en su brazo, la hicieron abrir los ojos. Miró a Taemin, preguntándole con la miraba que es lo que pasaba. Él le hizo un gesto con la cabeza de que estaban llegando a su estación y que debían bajarse.

Perezosa, se levantó estirándose, siempre con cuidado de no caerse con los movimientos del transporte. Apoyándose a la barra de metal, siguió a Taemin, empujando a la gente, para dirigirse a la salida del tren. Era casi imposible. Estaba tan lleno que moverse era misión imposible, pero detrás de Taemin, que le abría el paso, aunque a duras penas.

Una vocecilla por los altavoces les indicó a todos los pasajeros el nombre de la estación en la que estaban parando. El sonido de los frenos llegaba hasta ellos como un chirrido muy molesto. Amber tuvo que agarrarse a Taemin cuando el tren frenaba, porque no tenía nada más dónde agarrarse y no quería caerse. Por suerte él si estaba bien sujeto.

Al abrirse las puertas, ambos, acompañados por más gente, salieron del tren. Amber sufrió algún que otro codazo en los costados de los empujones por salir pronto. Era lo que menos le gustaba de tener que viajar en tren, los empujones y tanta gente acumulada en los vagones.

Siguió al chico, sin ver por dónde iban. Claro, era mucho más bajita que él, y rodeados de personas que iban al mismo lugar y con él por delante, solo se limitaba a seguirlo. Que rabia ser tan bajita.

Se chocó con la espalda de Taemin cuando este se detuvo en seco a la salida de la estación. Aún no habían cruzado la puerta, y la gente estaba saliendo ¿cuál era el problema por el que se había detenido de pronto?

-Vamos a tener que quedarnos aquí un poco esperando -Taemin se giró a ella, algo apenado, alzando la voz para que la escuchara por encima de todo el murmullo de la gente.

-¿Por qué? ¿Qué pasa? -Amber no conseguía ver, así que el chico se hizo a un lado, para que pudiera ver a través de los cristales lo que sucedía.

-Está lloviendo, y no llevamos nada. Tendremos que esperar a que cese. Si vemos que no es así, nos buscamos un taxi ¿te parece? -Taemin se posicionó a su lado, hablándole cerca del oído. Tenían muchas ganas de llegar a casa, y tener que estar ahora esperando para poder llegar y descansar en su acogedora casa, los desanimó un poco.

-Será mejor que nos busquemos un sitio tranquilo donde esperar -Amber le cogió de la mano y se fueron a la zona donde podían sentarse a esperar, por lo menos allí podrían sentarse.

Con un poco de suerte encontraron, alejado de la mirada de todos, un banco vacío. Fueron directos a sentarse allí, ya que buscaban algo de tranquilidad mientras esperaban a que la lluvia cesara. Este suceso había sido un gran impedimento para volver a casa, pero Amber decidió ver el lado positivo. Por lo menos no tenía que esperar sola, tenía a Taemin allí con ella.

-Gracias por haberme acompañado -Murmuró Amber, cuando ya estaban sentados. De fondo escuchaban una música que tenían puesta en la estación y como la lluvia caía afuera con fuerza.- Si no ahora estaría aquí sola. Eso no mola.

-Pero no me des las gracias por eso ahora, boba -El chico la miró dejando un tierno beso en su frente. Siempre era tan tierno con ella que la derretía con un simple gesto como aquel.

-Y lo mucho que te quiero, que bonito es –A pesar de estar sentada a su lado, lo abrazó, pasando un brazo por su cintura.

Pegó la nariz a su chaqueta, aspirando su olor. La colonia que utilizaba la volvía loca, y toda su ropa, y su piel, estaba prendada de ese aroma. Le tranquilizaba mucho tenerlo cerca de ella. Si hubiera estado sola en esa situación, lo hubiera pasado algo mal, porque hubiera estado sola y muy aburrida.

Taemin volvía a posar su mano en la pierna de Amber, y con ligeros movimientos, la acariciaba. A la chica no le molestaba, pero se le comenzó a erizar la piel y a ponerse algo en guardia, cuando su mano comenzó a subir por su muslo. Dándose cuenta de sus intenciones, lo miró, buscando una respuesta. Pero él se limitó a sonreírle.

-¿Qué buscas? -Le susurró, viendo como al chico se le asomaba una traviesa sonrisa en el rostro.

-La espera va a ser muy larga, tampoco quiero que sea muy aburrido, no creo que sea malo.

-¿Y tiene que ser así? -Bromeó Amber.

-¿Acaso te molesta? -Taemin se inclinó un poco sobre ella, robándole un pequeño beso.

-No para nada, pero nos va a ver alguien -Amber sintió un cosquilleo en su barriga. Esa sensación que solo él le creaba y que tanto le gustaba.

-Aquí no hay nadie, es tarde, y dudo que venga alguien por donde estamos -Buscando tentarla más, subió su mano por su muslo peligrosamente. Lo cierto es que si quería alterarla lo estaba consiguiendo.

-Para jugar tú, juego yo -Sin darle tiempo a reaccionar, Amber se sentó sobre las piernas del chico, con cada una de sus piernas a cada lado suyo.

Taemin parecía muy sorprendido ante la acción de la chica al ponerse así, pero no le importó. Puso sus manos a cada lado de sus caderas, pegándola más él, mientras ella se había ido directa a besar sus labios con ganas.

Las intenciones que tenía Amber eran las de seguirle el rollo durante un rato, y después dejarle con las ganas, pero si seguía así, hasta ella misma acabaría con más ganas que él ¿cómo era posible que no pudiera tener un autocontrol sobre ella misma cuando se trataba de Taemin?

Lo besaba con ganas, rodeaba sus labios con los propios. Conocía su sabor casi mejor que el suyo propio. Cada rincón de su boca que tenía completamente explorados, pero que nunca se cansaba de volver a hacerlo.

La sensación que la inundaba cada vez que tenía contacto con sus labios, era algo que la hacía creer que en el mundo solo estaban ellos dos. Y así estaba ahora. Ya se había olvidado dónde estaba y que podían verlos, pero el hecho de que sus lenguas se entrelazaron, jugando, escuchando como sus salivas se unían entre sus bocas.

A veces creía que solo a ella le podía ocurrir que con tan solo besar a su chico, se encendía de una manera increíble. Pero es que Taemin besaba a la perfección, sus besos eran un caramelo para ella, una adicción que no quería terminar nunca. Si sus labios fueran un pecado, ella quería pecar una y otra vez.

-Que efusiva estás hoy, y eso que estabas cansada -Murmuró el chico cuando pudo, ya que ella se negaba a separar sus labios, no le dejaba casi ni respirar.

-Lo siento, pero cuando se trata de ti, las fuerzas me vienen al momento y eso lo sabes tú -Traviesa, y buscando tentarlo ahora a él, Amber le dio un pequeño lametón en la punta de su nariz.

-Eso me gusta -El chico, a modo de venganza, bajo sus manos hasta su trasero, y con fuerza, le clavó los dedos en sus glúteos, dejando escapar un gruñido cuando Amber le mordió un labio.- ¿Es tu forma de vengarte por empezar yo a buscarte las cosquillas?

-Es mi forma de pasar el tiempo mientras esperamos, así no me aburro -Sin detenerse, Amber había ido directa a su oído, murmurando aquellas palabras con algo de ironía y malicia. Estaba dispuesta a hacérselo pasar mal, por pensar que podría empezar a calentarla en un sitio público sin más.

-¿Y si nos ve alguien? -A Taemin le estaba costando mucho contenerse, y más cuando la tenía a ella dándole pequeños lametones en el lóbulo de su oreja.

-Solo diré que me has obligado -Con un pequeño mordisco en su oreja, comenzó a descender por su cuello, dejando húmedos besos por donde podía. Sabía perfectamente que aquello lo volvería loco.

-Eso es trampa -Como podía, el chico se contenía, pero las manos no las podía tener quietas. Masajeaba su trasero con los dedos, haciendo que moviera un poco sus caderas.- ¿Eres consciente de que si sigues así, no te dejaré irte de rositas?

-Soy consciente de ello -Amber, estaba entretenida, mordiendo y besando su cuello. Su olor allí era más intenso, lo cual le provocaba más ganas de seguir. No quería ahora separarse de su lado. Quería seguir con aquel juego.

Un azote que le propinó Taemin en el trasero, consiguió que se le escapase un quejido. Asombrada por lo que le había hecho, lo miró con los ojos muy abiertos. Eso no se lo esperaba. Él sonreía de manera maliciosa dándole un buen apretón con los dedos. No esperaba que se fuera a quedar quieto, mucho menos conociéndolo y sabiendo que le gustaba jugar casi tanto como ella.

Se acercó más a él, pegando sus cuerpos, y sentándose sobre su cintura. Sentía bajo ella como Taemin se encontraba igual que ella, excitado. Eso la hizo tener una idea.

Comenzó a mover un poco la cintura sobre él, movimientos lentos, pero que lo acabarían desconcertado, que era lo que quería conseguir. Observaba atenta sus ojos, esperando algún cambio en ellos, pero Taemin parecía resistirse a eso, tendría que probar con alguna otra técnica para que sufriera un poquito más.

Pero cuando se disponía a volver a besarle para distraerla, él le agarró por los muslos y la levantó haciendo un gran esfuerzo, pero quitándola de encima de él. Antes de que ella pudiera reaccionar y hacer que la soltara, Taemin la dejó tumbada boca arriba sobre el banco donde estaban sentados, echándose encima de ella al momento para que no pudiera levantarse.

-Pase lo que pase, te lo has buscado -Fue lo único que el chico dijo momentos antes de lanzarse a besar sus labios como un loco.

Amber no lo rechazó, envolvió con sus piernas la cintura suya para mantenerlo en esa posición mientras aguantaba un poco la risa. Entre beso y beso, no dejaban de darse caricias a pesar de tener la ropa de por medio. De vez en cuando, colaban alguna mano por debajo de la ropa, llegando a acariciar la piel del otro.

Ninguno de los dos ya era consciente de que estaban en una estación de tren, en un espacio público, y que cualquiera podría verlos. Solo tenían en mente al otro y lo que por sus cuerpos se iba encendiendo.

A pesar de tener las caderas pegadas, teniendo un gran contacto uno del otro y abrumarse por el calor que tenían ambos, Amber decidió ir un poco más lejos. Con una traviesa mano, acabó descendiendo por la espalda del chico lentamente, bajando hasta su costado, y poco a poco poniéndose entre sus caderas pegadas.

-¿Qué es lo que pretendes hacer…? -A Taemin no pudo acabar su pregunta cuando Amber ya había hecho una intensa presión en su miembro. La chica sonrió lasciva al ver el cambio de expresión que tenía él.

Le agarró con fuerza su punto más débil, viendo como contenía la respiración por lo que le provocaba. Sentía con la mano como el miembro de Taemin estaba bastante duro, y sus ojos, comenzaban a mirarla de aquella manera que tanto le encantaba. No tardaría mucho tiempo en suplicarle que no dejara de tocarle.

-Te recuerdo que el que está encima soy yo, en cualquier momento me puedo quitar y acabar con esto -Murmuró el chico con la voz entrecortada.

-Pero no te vas a levantar, no ahora, y lo sabes -Levantando un poco la cabeza, alcanzó a morderle el labio inferior, y tirando un poco de este, hasta soltarlo. Le estaba gustando la situación en la que estaba, como jugaba con él.

La respuesta del chico, fue un profundo gruñido, cuando tras trastear con el botón de su pantalón, Amber introdujo su mano por dentro de la tela de este y de sus boxers, teniendo ahora pleno contacto con su erecto miembro. Ella sabía, que desde un principio, él no había pensado acabar en esa situación, pero era su forma de hacerle ver que no intentara jugar con ella, porque se le podían volver las cosas en contra.

Con pequeños movimientos de sus dedos sobre su miembro, es como Amber se estaba entreteniendo, además de ver los cambios de expresión que sufría Taemin. Se le notaba que le gustaba, pero a la vez sufría porque no tenía la total libertad de hacer lo que quisiera, ya que si se movía, sabía que ella pararía, y no quería eso.

Tras pasar un buen rato así, escuchando los suspiros que escapaban del chico, Amber se percató de que la tormenta ya había cesado, así que para fastidiarle un poco más, sacó su mano del interior de sus pantalones, dejándole una cara de desconcierto que le encantó.

-¿Por qué paras? -Bufó él.

-Porque ha dejado de llover, yo creo que deberíamos irnos ya ¿no? -Amber puso un tono dulce al hablarle, sabiendo que eso lo descolocaría más.

-Ni de coña, no pienses que porque haya dejado de llover vamos a irnos ya -Taemin se puso en pie en un momento, y cogiéndole de la mano, se la llevó casi arrastras hasta el primer baño que encontró, ni siquiera supo si era el de hombres o el de mujeres, simplemente hizo que se metieran juntos, encerrándose.- Ahora me toca a mí.

-Si lo haces, volveremos tarde -Amber tragó saliva con algo de dificultad cuando se le lanzó Taemin al cuello, mordiendo y besándole

-Eso a mí no me importa -Pegó su cuerpo al de ella, juntando sus caderas todo lo que podía.- Lo único que sé es que vas a sufrir las consecuencias de todo este jugueteo,

-Te recuerdo que el que ha empezado has sido tú -Sin perder el tiempo, Amber volvió a meter su mano dentro de los pantalones del chico, volviendo a la tarea que estaba llevando a cabo momentos antes.

-Pero has ido más allá de lo que iba a ser -Entre mordiscos, le respondió Taemin.

A eso no le respondió, porque no pudo. Taemin había alzado la cabeza, para comenzar a devorarle ansioso los labios. Con gusto, ella no se quedó atrás. Entre tanto toqueteo y besos, acabaron semidesnudos.

Incluso Amber llegó a arrepentirse de haberle seguido el juego al principio, cuando los dedos de Taemin estaban jugando con su sexo, acariciando su clítoris y haciéndola estremecer. Sabía perfectamente cómo tenía que hacerlo para que ella comenzase a enloquecer. Aun así, ella no se quedó atrás, también lo masturbaba, lentamente, sin movimientos bruscos, a la misma vez que se besaban con pasión.

Al final, y después del cansado día, no había acabado tan mal como parecía ¿no?

2 comentarios:

  1. HOLAA!! un saludo a tod@s!! Ha sido un largo tiempo desde que les comento algo. Muchas gracias por el one shot!! Lo ame en verdad lo ame!! No se porque pero Taemin y Amber tienen algo que me vuelven loca!
    Yo se que es poco probable que sean una pareja real pero en fics son hermosos juntos <3
    Hace mucho que leí el oneshot y me encanto y creí que había dejado un comentario de agradecimiento.
    He tenido muy poco tiempo libre y me siento muy cansada y ando muy distraída. Así que no me di cuenta de que no había comentado porque yo estaba segura de que lo había hecho xD. Una disculpa muy grande por eso!!
    La próxima vez me asegurare de agradecerles en el momento!
    Me encanto el oneshot! Muchas gracias nuevamente, cuiden de ustedes!! Y felicidades por el blog!! Espero los problemas disminuyan, porque es casi imposible que desaparezcan.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muy buenas! Entre unos y otros me hacéis emparejar a Amber con casi todos de Shinee ajajajaja pero bueno, si es lo que os gusta a mi no me importa hacerlos.
      No te preocupes, lo que importa es que al final lo has hecho y a mi por lo menos, me has hecho feliz por haberlo hecho.
      ¡Muchas gracias! ¡Por todo! Y a ver si los problemas no dan una buena tregua jajajajaja. ^^

      Eliminar

¡Tus comentarios son importantes para que el blog siga creciendo!