(JongNa) Luna -Oneshot-



Titulo: Luna

Pareja: JongNa (Jonghyun + Luna)

Tipo: Hetero

Genero: Lemon

Clasificación: NC-17

Descripción: Luna ha sido invitada a una fiesta, pero al ir al lugar de la celebración, por error acaba en la piscina de la fiesta, pero tiene la suerte de que alguien la ayuda.

Advertencia: Lemon. Es un poco espontaneo.


•*´¨`*•.¸¸.•*´¨`*•.¸¸.•*´¨`*•.¸¸.•*´¨`*•.¸¸.•



-Oh, bienvenida a la fiesta.

Toda la gente la saludaba. La invitaban, le hablaban. Normal. Estaba reluciente. Necesitaba deslumbrar esa noche, para eso había aprovechado que su amiga Victoria la invitara a la fiesta que había hecho. Pero ir con el vestido más caro, más bonito, más sexy que encontró en las tiendas no era por otro motivo que atraer su atención.

La atención de Jong. El chico desde el que llevaba colgada desde un tiempo. Con tan solo una sonrisa la había conquistado.

Miró en todas direcciones buscándolo. Nada. Solo veía como los demás reían, conversaban y bailaban al ritmo de la música. Se recogió un mechón del pelo, acomodándoselo detrás de su oreja, y con un paso lento y sexy, salió a fuera, a un jardín, donde una suave brisa le acarició el rostro.

Se acercó hasta la piscina, la cual estaba repleta de globos, y desde allí miró al cielo donde una hermosa luna reinaba. Sonrió. En ese momento, unas manos la empujaron y sin darle tiempo a reaccionar, cayó al agua. Su vestido le impedía mover sus piernas y con los globos no podía apenas mantenerse en la superficie para respirar. Pensaba que era su fin. Que triste fin. Demasiado triste.

Pero no tardo en sentir unas manos, un cuerpo, socorriéndola, sacándola del agua, dejándola tumbada sobre el césped. Ella miró a su salvador. No daba crédito a lo que sus ojos estaban observando.

-¿Estas bien, Luna? -su voz. Su voz sonaba tan cerca de ella que la hizo estremecer.

-Si, gr-gracias Jong, por salvarme.

-No hay de que -el joven aparto los pelos de la cara de ella con dulzura. Pero Luna quería mas que aquello. La sonrisa y los ojos de él ya la habían hechizado por completo. Sin dudarlo lo tomó por el rostro y lo besó. Tan solo junto sus labios con los de él unos segundos. Pero fue tan solo ese roce hizo que Jonghyun reaccionara y le presionara mas los labios besándola con intensidad y ganas. Luna no se podía imaginar aquello ¿acaso era un sueño? Pues era un sueño muy bonito y no quería despertar.

Mucho menos cuando él la tomó en brazos y la llevó más adentro de unos matorrales donde nadie los podían ver. Dejándose llevar entre besos y pequeños mordiscos por el cuello y por la clavícula, Luna no se dio cuenta como Jong sacaba un pañuelo de seda y le ataba las manos por las muñecas, por encima de su cabeza. No hizo nada en contra. Simplemente se dejo. De sus labios entre abiertos, pequeños suspiros emergían por cada mordisco.

Jong, al ver que ella no se oponía, decidió seguir un poco más hacia adelante.

Desesperado, rasgó el vestido, dejando el cuerpo semidesnudo de ella bajo él. Le acarició con una mano su costado dulcemente, subiendo hasta su pecho, cubierto por un fino y delicado sujetador, el cual sin mucha dificultad, lo dejó a un lado.

Con total accesibilidad al pecho de ella, Jong llevo sus labios hasta uno de sus pezones, haciéndole circulitos alrededor con la lengua, antes de mordisquearselo mientras que el otro se lo acaricia frenéticamente.

De la garganta de Luna salían a borbotones unos gemidos leves y tímidos. Sonreía feliz, pero insaciable.

-J-Jong más -murmuro. El joven alzó la mirada mirándola con una sonrisa lasciva. Dirigió sus labios a los de ella, besándola fogosamente, mientras que con una mano la termia de desnudar y con la otra, él, se desabrocha los pantalones un poco.

Introduciendo su lengua en la boca de ella, la coge de las piernas, alzándoselas, mientras pega su cintura a la de ella, rozando su entrepierna con la de ella.

Recorriendo su cavidad bucal, Jong, sin esperarse a nada, comenzó a entrar dentro de ella. Le devoraba los labios insaciablemente cuando empezó a mover su cadera contra la de ella, produciendo así, que unos sentimientos y unas sensaciones empezaran a recorrer el cuerpo de cada uno de los dos. Jadeos escapaban de entre sus labios muriendo en los del otro.

Jong le agarró fuerte de una pierna, apoyándose mejor, para empezar a embestirle con fuerza, aumentando su ritmo cada vez más.

Luna se sentía extasiada, cegada de placer. De un intenso placer. Cerraba sus puños con fuerza. Sus labios entreabiertos insaciables y sus ojos que no se apartaban del rostro de él, el cual tenia una mueca de mero placer.

Sin importarles que les oyeran, ambos gemían y jadeaban, sus respiración estaba totalmente agitada, y con cada embestida miles de sensaciones los inundaban.

El joven se volvió a pegar a ella, acariciándole un muslo con suavidad, clavandole los dientes en el cuello, mientras Luna siente algo que no había sentido nunca. Una descarga de placer intenso la profanó, provocando un gemido profundo y placentero.

El orgasmo la había llenado, se sentía extasiada y satisfecha. Segundos después Jong acabó pasando por lo mismo que ella, dejándose caer con cuidado sobre ella. Sudorosos y cansados se abrazaron sonriendo por la experiencia que acababan de vivir.

Él se echó a su lado en el césped. Ella apoyó la cabeza en su pecho. Él la abrazo. Ella beso su mejilla. Ambos miraban el cielo. Precioso. Estrellado. Y una luna. Una luna gigantesca bañándolos a los dos con su luz.

-Que hermosa es -sugirió Luna.

-Tú si que eres hermosa -susurro Jong.

-¿Qué? -Luna levantó su cabeza mirándolo. No lo había entendido bien.

-Que te amo -Jong tomó su rostro y la besó con amor.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Tus comentarios son importantes para que el blog siga creciendo!